viernes, 27 de enero de 2017

Nuevamente vacía

El veneno es peligroso.
Menuda novedad ¿eh?

Esto os pertenece. 

Habéis hecho daño a personas que os han querido, ayudado, mostrado y demostrado absolutamente todo lo que pedíais, incansablemente, con la finalidad de que entendieras lo que significaste para nosotros. 

El amor que sentíamos por ti era inigualable al amor propio que no sentíamos por nosotros mismos.

Todo lo hicimos por ti.
Los consejos que no nos aplicamos te lo dimos a ti.
El amor que tanto necesitábamos te lo dimos a ti.
El cariño que tanto pedíamos te lo dimos a ti.
Hicimos muchas cosas por ti.
Todo lo que nos hemos esforzado.
Todo lo hicimos por ti.
Te queríamos más a ti que a nosotros.
Sin esperar nada a cambio.
En cambio tú.
Nos hiciste daño. 
Mucho.
Sigo sin saber por qué.
Tener razón constantemente es una de las cosas que no he logrado entender, ¿acaso es peligroso no llevar la razón siempre? ¿es malo aprender? ¿por qué quieres tenerla siempre? 
No he logrado entenderte pero sí escucharte hasta tal punto que has hecho conmigo lo que te ha dado la gana.
Incansablemente.
Otra vez.

Reconozco mis errores, 
reconoce tú las tuyas.

Aprende.

Y no me vengas con historias ahora.
Sé quién eres, sé cómo haces las cosas y conozco la convivencia contigo.
Me sé todas tus canciones de memoria y conozco la letra perfectamente.
No me vengas con historias.

Los actos hablan por sí solos.

Sé quién soy, sé cómo hago las cosas y conozco la convivencia conmigo misma.
Y el resultado es totalmente opuesto.
Somos diferentes y me parece bien.

Hay una cosa que se llama diálogo y a muchos habéis perdido el conocimiento de cómo funciona ante cualquier situación. Pero me da igual porque esto no depende de mí.
He intentado muchas cosas contigo, a tu lado, para que saliera esto bien y funcione alzando el vuelo como aquel pájaro. 

Siempre he dicho que: "los educadores son responsables de cómo eduquen a sus criaturas y el resultado será lo que tú les hayas enseñado. A no ser que tengan que autoeducarse ellos mismos para no ser lo que los educadores han mostrado." Aún lo mantengo.
No soy quien para decir cómo se ha de hacer las cosas porque para mí significa que "se ha de hacer lo que yo diga tal y como quiero que esté porque lo digo yo" y no me sienta bien esa ideología.
Pero sí soy quien para decidir lo que he de hacer.

Ante todo.

Me alegra haber llegado hasta aquí porque a pesar de mis esfuerzos y errores sigo siendo yo, mostrando tal como soy sin máscaras. Contando con total detalle todo lo que veo, vivo, siento, pienso y respiro. Tal como es. Claro que me alegra de no haber cambiado ni un milímetro en eso porque para mí significa que algo hice bien y mantengo haciéndolo. Ole yo.

Pero no todo se viste de color rosa (no me gusta el rosa) y
con banda sonora épica muy guay todo.

Gente tóxica y enemigos del mundo. 
GRACIAS

Por hacerme tanto daño (físico, psicológico y emocional) en estos largos años porque me habéis enseñando a no hacer lo mismo con otros estando o no a mi lado. 
Me habéis empujado de tales maneras que habéis logrado derribar la salud mental. 
Pero sin rencores.

Siento pena por vosotros.

Con ello puedo aprender mucho de cómo NO ser como tú lo eres conmigo, de NO ser tu reflejo y lo que NO he de enseñar a una criatura.

No sé si disfrutáis haciendo daño a los demás pero si repetís tantas veces...vuestros actos hablan por sí solos. Yo no podría hacer daño ni a una polilla. 

Y hablando de actos.

¿Por qué he sufrido las consecuencias de VUESTROS actos?
¿No tendría que sufrir vuestras consecuencias de vuestros actos?
Pero no os preocupéis my ladies que todo llega.

No todo es tan negro con una banda sonora tristona que te cagas.

Hay gente que es lo putísimo más de lo más. 
Parece mentira la cantidad de personas que se han cruzado en mi camino y han invadido en mí, y en mi corazón dañado, un rayo de luz amorosa bastante potente en tan poco tiempo que ustedes en tantísimo tiempo esperado. Pero no es mentira y no sé si sabéis lo que significa para mí todo esto. Esto sí es sanación. Lo valoro. Os como la cara. 

De verdad.

Os agradezco de corazón todo lo que me habéis enseñado, aunque podríais haberlo hecho de otra manera más pacífica y más familiar DE VERDAD pero no importa. Gracias a vosotros sé cómo no he de hacer las cosas con las personas que quiero. 

GRACIAS.

No me cuentes historias del calibre de: "hago esto porque te quiero" porque si quieres a alguien no le haces daño ni de coña. Y si lo haces le hablas, te disculpas, le abrazas (opcional) y no vuelves a cometer el mismo error de nuevo. Eso es aprendizaje. Eso es enseñanza. Eso es evolución. Lo que habéis hecho con nosotros no lo es.

Lo que acabo de hacer es desahogarme porque tengo motivos para hacerlo, bastante he callado y aguantado este tipo de aberraciones y toda esa mierda que no sirve para nada positivo ni constructivo.

Porque a pesar de todo del sufrimiento se aprende.
GRACIAS.