jueves, 29 de diciembre de 2016

BRITISH DREAM

Aprender a amar es una actividad contagiosa y, posiblemente, beneficiosa en diversos aspectos.
Algún día podré sentirlo, conocerlo y abrazarlo como si nunca supo de mi existencia hasta en ese preciso momento por supuesto.
Tengo fe.
Doy fe de ello.

Enseñarse a uno mismo a no cometer los mismos errores de quienes te enseñaron, dejar de ser el reflejo de un futuro tras generaciones son una de las cosas en las cuales premiaría con Goya. Sinceramente sincerando.

Dicen que: "Lo mejor que nos podría pasar es volver a ser niños porque, te aseguro que, las rodillas raspadas duelen menos que los corazones rotos." Y tiene la jodida razón.

Esto te pertenece.
Esto me pertenece.
Tal vez suene lo mismo pero es diferente.
Doy fe de ello.

Caminos con luces de colores que se dirige a un sueño iluminado, el dolor se va a tomar por culo y a mí me deja más tranquila. Esto no es una despedida con patada en el culo a este año, que podría ser, esto es un cerrojo a un año que ganó más los malos momentos que buenos.
Las esperanzas y ilusiones siempre se ha de mantener porque si pierdes eso también estás perdido completamente y tu deber es reencontrarte.

Adiós 2016.
Hola 2017.